Demencia

>> viernes, 15 de enero de 2010



 Cuando estas ausente  te pienso y adivino, intuyo y sigo pensando en ti. Estando solo, trato de cuanto no quiero, padecer esta soledad en mi cuerpo. En ese rincón acurrucado de la siniestralidad al ver una luz que se marchita a mi alrededor.


 Estar solo, abandonándose al reino del silencio, lleno de catedrales húmedas las cuencas de mis ojos, coartada mi libertad, hablándote sin vernos.


 Escucharte sin comprenderte sin entendernos. Temiendo los mayores fracasos del destino, la sinrazón  habita mis pensamientos con románticos recuerdos fugaces de un pasado cercano. Obviando la alianza de la naturaleza que impide sentirme mal, infeliz en mi cavidad.


Desnudas las rosas exentas de fragancia,  inertes en un jardín de piedras musgosas  como cuerpos desnudos, discapacitados en la quietud que antecede a la desgracia del incendio del odio. En el jardín del azar donde se sortea la desgracia y la fama, el desaliento y la gloria cercana. Como blancos lirios apagados sujetados en sus varas bamboleadas por la caricia del olvido.


Recuerdo así, nuestros cuerpos desnudos, en un lazo sobreviviendo alimentados por el mana del amor, del afecto. Como si la juventud morase eterna en ellos, incapaz de abandonarnos, viviendo junto a la pasión de un fuego mucho más que eterno, mucho más que humano, cercano al Olimpo de dioses aún no creados.


¿Cómo expresarme ahora en la ausencia de tu espíritu? Trato de recordarte  despacio para que no desaparezcas de mi imaginario, temeroso de espantar tu olor a canelas y romero, tu tacto y la luz de tu mirada. ¿Qué secretos guardamos tan grandes, para ser envidiados por los dioses? El destino, que final trágico fue, que te arranco de mi cuerpo.


Esa ausencia que pesa y pasa rotunda, como procesión de ejércitos de grandes imperios, que hoy me guarda encerrado, amedrantado de dolor. Consumimos tan rápido el amor que se extinguió y ahora he de vivir desdibujado en el murmullo de un arroyo seco. Este pacto injusto de la vida que me abandona, lejos de tu cuerpo, ahora ausente, por caprichos del destino avaro que me condena.


Pese a que espero tu regreso, pese a que no regresaras, cuál será mi  incierto destino. Reducida mi existencia al onírico desvarió de mis pensamientos. En una gota de lucidez que riega mis sentidos ahora recuerdo.


Tu largo cabello y el tacto de tu piel, aquellos ojos almendrados cerrados y un tul sin vida habitando tu cuerpo. Ahora en un instante vino la verdad insondable galopando a mi memoria. Recordando tu  último suspiro de vida que te elevo calmada al templo de la eternidad dejándome  habitando la ausencia fría de los días inconexos.
Safe Creative #1001155325177

20 comentarios:

Yemaya viernes, 15 enero, 2010  

Se siente el amor por cada poro de tus letras.
La pena por la ausencia, provoca que el amor que sentimos aflore con más fuerza y que eso duela.
Un beso y un susurro.
Un placer leerte

Xiomara Beatriz viernes, 15 enero, 2010  

Jamás la poesía cesa así como el amor que hemos sentido siempre se alberga en los corazones …como cigarra que estremece sus patas las evocaciones son música que nos conmueve …aunque en el zarzal de la ausencia nos hiera …sentidos versos esbozados con ternura por una seguramente alma hermosa y sensible …besos

ARIADNA viernes, 15 enero, 2010  

El desquisiante amor¡¡¡¡¡ que nos hace perdernos tras la ausencia¡¡ llegas y llenas todos los sentidos...
un abrazo, feliz día

Montxu viernes, 15 enero, 2010  

Me gusta y mucho tu texto.


Un abrazo

amor-capullito-de-alelí viernes, 15 enero, 2010  

hola Eterno,
muy bello poema.
Un placer estar aqui contigo.
Campanita

Alexandra Einstein viernes, 15 enero, 2010  

Tan cerca pero tan lejos....lo que queda después de todo, los recuerdos, a veces hermosas, a veces dolorosas...qué es una vida?!....

Pluma Roja viernes, 15 enero, 2010  

Triste de veras la ausencia por muerte. Lindo poema con dejo de mucha tristeza.

Un beso, hasta pronto.

Saludos cordiales.

Gala viernes, 15 enero, 2010  

Triste muy triste perder un amor que como dices nunca regresara.
Tristes muy tristes tus hermosas palabras.

Un beso y un abrazo.

FABIA viernes, 15 enero, 2010  

Parece que estás enamorado, al menos eso parece leerse entre lineas.
Muy bonito. Besinos.

Lasosita viernes, 15 enero, 2010  

La tristeza inunda cada palabra que enhebras con tanta maestría.

Una tristeza que el amor conoce, porque juntos caminan, la ausencia siempre acecha...


Un saludiño de fin de semana.

Exquisito poema... lo releeré...

Mª JOSE. viernes, 15 enero, 2010  

Amor que exhalas por los poros de este poema on vida propia.
Besos.mj

Fete viernes, 15 enero, 2010  

Leo y releo y cada vez me gusta más.

Saludos.

vesper viernes, 15 enero, 2010  

Me has dejado sin palabras, con el vello de punta y los ojos húmedos, quizás hoy estoy muy sensible o sera que simplemente eres un auténtico poeta. Sublime.

Un beso

Adriana Alba sábado, 16 enero, 2010  

Se respira la soledad y el desamparo en lo que has escrito, pero también brilla la estética y la profundidad!!!


Abrazos!!!

Diana sábado, 16 enero, 2010  

Realmente precioso poema.
Lo siento mucho.
Un cálido abrazo.
besitos

Belén Manrique Castaño sábado, 16 enero, 2010  

que bonito poema
me conmueve de verdad
te felicito amigo
y que escribas muchos más

Belén Manrique Castaño sábado, 16 enero, 2010  

que bonito poema
me conmueve de verdad
te felicito amigo
y que escribas muchos más

Escribir es seducir sábado, 16 enero, 2010  

Escucharte sin comprenderte sin entendernos. Temiendo los mayores fracasos del destino, la sinrazón habita mis pensamientos con románticos recuerdos fugaces de un pasado cercano. Obviando la alianza de la naturaleza que impide sentirme mal, infeliz en mi cavidad.


QUE PALABRAS MAS BONITAS!!!!!!!!!!!! REALMENTE LLEGAN AL CORAZON

SALUDOS

Mtx sábado, 16 enero, 2010  

Podran llevarse todo, pero los recuerdos, esos nos acompañaran siempre... y que no nos falten.
Un placer leerte como siempre.

PASSOFINNO jueves, 21 enero, 2010  

Eterno es el sentimiento cuándo al amor no se le olvida y eterno es aún mas cuándo se quiere hasta mas allá de la Eternidad .

About This Blog

Lorem Ipsum

  © Blogger templates Artsy by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP