Separado

>> domingo, 17 de enero de 2010



Nos separamos en silencio, sin palabras que coronasen nuestra despedida. Estuvo el momento sostenido sin lágrimas, con el corazón roto, tu mejilla se tornó pálida y fría, descolorida por la ausencia de mis besos y el calor de mis caricias.
Aquella hora predijo, un dolor interno incomparable con ningún otro dolor, mi pecho se oprimía mientras ungías  tus lágrimas en un pañuelo que antaño, me perteneció. Quise pensar que aún retenía la fragancia de mi perfume.



En verdad todo este dolor, nos cubrió como el rocío de la mañana, resbalando por nuestro espíritu. La hora en el reloj anuncio así nuestras diferentes partidas, nuestros divergentes destinos que  nos alejarían implacablemente.


No hubo juramento alguno  de un  futuro reencuentro, ni un idealismo romántico del momento.  Solo un sudor resbaló frío por mi frente, ahuyentado la emoción del momento vivido. Tu nombre recorre mi pensamiento recordando una voz lejana acompañando imágenes vividas junto a ti. Lúgubre momento que palpo aquella felicidad, una realidad ahora extraña y pasajera sin juramentos de mejoría.


Me estremezco al arrepentirme de aquella separación y me reúno junto a ti en secreto entre mis pensamientos más hondos. En silencio lamento aquella separación sin saber expresarlo, entre mi respiración busco tu olor corporal, tu tacto y palabras que envolvían mi ser.


Si llegara el día en que nuestros caminos volviesen a converger, unirse como sutil capricho del destino, te hablaría. Volvería a coger tu mano con fuerza para no soltarla jamás. Fantaseo en mi interior con volver a descaminar mis pasos, desvivir mis días vividos y regresar aquel momento en el que el reloj nos separo. Cambiaria cada instante del hecho, cada silencio no entendido, lo rompería con millones de palabras enamoradas. Volvería una y otra vez, volvería junto a ti, sin lágrimas que ungir, ni silencios coronando. Acariciaría tus mejillas pálidas  para que se tornasen rosadas entre mis caricias.  


Volvería aquel once de Marzo de 2004 y estar junto a ti en aquella estación  que te llevaba a Madrid, desde entonces comprendo el significado de sobrevivir, entonces comprendo donde habitan las palabras que nunca se dicen…
Safe Creative #1001175335149

20 comentarios:

amor-capullito-de-alelí domingo, 17 enero, 2010  

hola Eterno,
que profunda tu poesía, y qué sincera se lee!
Amarse, Separarse, Arrepentirse, Querer de nuevo...
Simplmente bello ...

Un abrazo de Campanita

ChicaGuau domingo, 17 enero, 2010  

Menudo textazo, increíble como siempre :)
¡Un beso ENORME!

Pluma Roja domingo, 17 enero, 2010  

Bellísimo y profundo poema. Con un verdadero dolor sin lágrimas. Un dolor seco que revienta el espíritu, me llegó demasiado.

Saludos cordiales.

Hasta pronto Eterno.

Xiomara Beatriz domingo, 17 enero, 2010  

La despedida sin lágrimas que ungir pero con el corazón apretujado por ingrata ausencia del amor que se va en las ráfagas del viento que deja el tren el andén desierto…melancólico poema pero el amor aun habita palpitando en tus extrañas …besos

Fiebre domingo, 17 enero, 2010  

¡Qué texto más triste!

Después de tanto tiempo, y que el corazón arañe...

Mtx domingo, 17 enero, 2010  

Mi mejor comentario....hoy el silencio. Aunque no ahogue los ecos de ese día.
Besos.

Belén Manrique Castaño domingo, 17 enero, 2010  

Me dejas sin palabras.MUY BONITOY CONMOVEDOR.DIOS TE GUAR5DE

Adriana Alba lunes, 18 enero, 2010  

Si que has transmitido el dolor de la separación... profundas palabras que expresan profundas emociones!!!


Abrazos!!!

LuluZiña lunes, 18 enero, 2010  

Aquella hora predijo, un dolor interno incomparable con ningún otro dolor, mi pecho se oprimía mientras ungías tus lágrimas en un pañuelo que antaño, me perteneció. Quise pensar que aún retenía la fragancia de mi perfume.

SIEMPRE UNA SEPARACION DUELE... PERO YO TE DIRIA QUE NO VOLVIERAS PARA ATRAS EL PASADO DEBE QUEDAR DONDE ESTA SI HAY OPORTUNIDAD DE CONSTRUIR QUE SEA CON CIMIENTOS NUEVOS PARA QUE ESTEN FUERTES ANTE LAS POSIBLES NUEVAS TORMENTAS

MUY LINDAS PALABRAS

SALUDOS

ARIADNA lunes, 18 enero, 2010  

Que amargas son las despedidas, mejor no pudiste plasmarlo, se trasmite la nostalgia y tristeza de la perdida¡¡ un abrazo

BB martes, 19 enero, 2010  

Las palabras que nunca se dicen habitan en alma como los recuerdos...Gracias por esta linda y melancolica entrada.
Un abrazo.
BB

Gala martes, 19 enero, 2010  

Como duelen las palaras no dichas, como pesa no poder dar marcha atras.
Pero nunca se sabe cual es nuestro destino.

Intenso y sentido texto.

Un beso

Diana martes, 19 enero, 2010  

Pero no Eterno.
"Cómo si nuestros caminos se unen"
Localizala mi vida!!!
Dale, no te quedes ahí sentado.
Besitos consoladores chuik chuik
:)

PASSOFINNO jueves, 21 enero, 2010  

Sigue regalandonos esas palabras escondidas que solo tu Amigo sabes donde habitan .
¡ saludos !

Amanecer* sábado, 23 enero, 2010  

Diossss que fecha mas horrible, que malos recuerdos.
Espero y deseo que esa fecha no haya sido el final de esta historia.

Un poema francamente precioso, lleno de deseos, de volver al pasado.
Me ha encantado Eterno.
Te enlazo con mi blog para no perderte. :)

Besos.

Loli Martinez sábado, 23 enero, 2010  

Preciosas e intensas palabras llenas de nostalgia y gritos silenciosos .
Felicidades .
Un beso .

muxica viernes, 29 enero, 2010  

No sé que comentar. El texto aunque triste, es muy hermoso. Siempre de la tristeza, salen las letras más bonitas. ¿Qué puedo decirte? Si se pudiera, te describiría mis lagrimas al leerte.
Un abrazo

Lisandro jueves, 04 febrero, 2010  

Como no vine Antes Dios!!! de que me perdi!!! me encanto este blog, te vine leyendo desde casi 8 entradas atras amigo!!1 ahora me quedo y me tendras que aguantar si??? un fuerte abrazo!!

Lasosita sábado, 06 febrero, 2010  

Desde entonces...

( he vegetado...)


Todos con las mismas vivencias y tristezas. Son parte de la vida.


Abrazos!!

Rochitas jueves, 11 febrero, 2010  

Me sentí tremendamente identificada entre todas sus líneas.
Yo dije un adios un 9/3/96 y muchos regresos trajeron nuevos adioses con la misma persona.
Yo si creo que se puede volver a empezar. Lo que le cuento es muy personal, el ya no está y no habrá mas regresos ni mas adioses casi casi cuando no se auguraba ninguna otra despedida más.
http://and-what-about-rochies-life.blogspot.com/2010/02/desde-le-mirage.html
Si aún no ha logrado superarla, no creo que sea porque este pegado al pasado sino porque conoció el verdadero amor y eso es muy difícil de igualar.
Uno se siente remando botes encallados en pos de la salida.

About This Blog

Lorem Ipsum

  © Blogger templates Artsy by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP